TEST6101
croquetas de pescado

Croquetas de pescado para principiantes: Guía paso a paso

Tabla de contenidos

Tengo que ser honesta, mi relación con el pescado ha sido digna de una comedia romántica. Al principio, no lo soportaba; solo el olor me hacía arrugar la nariz como si estuviera oliendo calcetines sucios, pero las cosas han cambiado. Ahora lo considero una de mis opciones favoritas, gracias a las croquetas de pescado de la abuela de mi mejor amiga.

Mi primer encuentro con las croquetas de pescado

Hace unos años, en una cena en casa de mi mejor amiga, su abuela había preparado una bandeja llena de croquetas de pescado. Yo, que hasta entonces había sido muy escéptica del pescado, me encontré en una encrucijada. Mi amiga me miró y me dijo: “Si no pruebas una de estas croquetas, estás cometiendo el mayor error de tu vida”.

Me armé de valor, sonreí nerviosa y tomé una croqueta. El crujido perfecto al primer bocado y esa explosión de sabores, me dejaron sin palabras. Recuerdo esa felicidad como si hubiese sido ayer. Ella me cambió la vida, y hoy me toca hacer lo mismo por ti.

¡Aquí aprenderás a hacer croquetas de pescado tan perfectas que tus amigos y tu familia te suplicarán por la receta! Si me has leído en el blog de las croquetas veganas y la mejor bechamel para croquetas, sabrás que todos mis consejos vienen de mis aventuras en la cocina con éxitos y fracasos. Prepárate para reír, aprender y, sobre todo, disfrutar del proceso.

Tipos de pescado para croquetas

Cuando se trata de croquetas de pescado, la variedad es el condimento de la vida y es la clave para diferenciarte entre alguien que come croquetas de pescado una vez al año y un verdader@ fan de las croquetas de pescado. Estos son algunos tipos de pescado que puedes usar para crear tus croquetas:

  • Bacalao: El clásico de las croquetas. Su sabor suave y textura firme lo convierten en una opción perfecta.
  • Merluza: Ligera, fácil de trabajar y muy versátil, es ideal si prefieres un sabor más delicado.
  • Salmón: Añade un toque gourmet a las croquetas, es de mis favoritos. Su sabor robusto y ese color tan característico son irresistibles.
  • Atún: Perfecto para tener una explosión de sabor en cada bocado, es ideal para quienes disfrutan de sabores más intensos.
  • Pescado Blanco: Es una excelente opción para una croqueta más ligera y que puedes combinar con todas las especias que quieras.

Fucionando sabores: Croquetas de pescado con un toque especial

¿Por qué quedarte con lo tradicional cuando puedes innovar? Ya sabes que esa es nuestra mentalidad en Solo de Croquetas, por eso tenemos más de 30 sabores increíbles que deberías conocer como verdader@ crewqueter@.
Toma nota de estas ideas para fusionar sabores y llevar tus creaciones a otro nivel:

  • Croquetas de pescado al curry: Agrega un toque de curry en polvo a la mezcla para un sabor exótico y picante.
  • Croquetas de pescado y queso: Mezcla trozos de queso en la masa para obtener una croqueta con un centro derretido y delicioso.
  • Croquetas de pescado y espinaca: Añade espinacas picadas para una opción más saludable, colorida y llena de sabor.
  • Croquetas de pescado y limón: Un poco de ralladura de limón puede darle un toque cítrico refrescante y único a tus croquetas.
  • Croquetas de pescado y hierbas: Usa hierbas frescas como el perejil, el eneldo o el cilantro para dar un giro aromático. Te sentirás como un gran chef con esta combinación.

Consejos para principiantes sin complicaciones

Yo también he sido nueva en esto y he fallado más de lo que me gustaría. ¡Créeme! nada más vergonzoso que invitar a tus amigos a una noche de croquetas de pescado y terminar pidiendo pizza porque a nadie le gustaron tus croquetas. No le deseo eso a nadie, por eso estoy aquí para ahorrarte complicaciones. ¡Saca papel y boli (o las notas de tu móvil)!

  • Elige pescado fresco: Esto no es negociable, te lo digo por experiencia, la frescura del pescado es crucial para tener ese sabor increíble de las croquetas. Te aseguro que no quieres saber cómo son cuando el pescado no está fresco.
  • Sé paciente: Deja que la mezcla se enfríe bien antes de formar las croquetas.
  • Prueba y ajusta: No tengas miedo de probar la mezcla y ajustar los condimentos a tu gusto, es mejor darte cuenta que falta algo mientras puedes resolverlo que cuando ya todos tienen las croquetas en su plato.
  • Prepara con anticipación: Forma las croquetas unas horas antes y déjalas reposar en el refrigerador antes de freírlas, así evitas que se rompan.
  • Usa aceite de calidad: Elige un buen aceite para freír, como aceite de oliva o aceite de girasol, y recuerda colocar las croquetas cuando el aceite esté bien caliente.

Receta básica de croquetas de pescado

Ahora que tienes todos estos consejos y trucos, es hora de ponerte el delantal y empezar a cocinar. Con años de prueba y error, me atrevo a compartirte una de mis recetas favoritas y la más sencilla para mi. Aunque nada es más sencillo que pedir mis croquetas de pescado por la web de Solo de Croquetas, es mi opción favorita para los días de relajo (que son casi todos). Si no las has probado, te estás perdiendo de una experiencia increíble como amante de las croquetas.

Para los días en que te sientes cocinitas, te dejo esta receta básica con la que puedes crear todas las variaciones que quieras.

Ingredientes:
  • 300 g de pescado blanco desmenuzado (bacalao, merluza, tilapia)
  • 1 cebolla mediana, picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 taza de leche
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Pan rallado
  • Aceite para freír
Empieza la magia:
  • Saltea el pescado y verduras: En una sartén con aceite de oliva, cocina el pescado desmenuzado, la cebolla y el ajo hasta que estén tiernos. No descuides la cocina, el pescado suele cocinarse muy rápido y si te pasas de tiempo, puedes tener croquetas de pescado rostizado o directamente te quedas sin croquetas y adiós a los siguientes pasos.
  • Añade la harina: Espolvorea la harina sobre la mezcla y revuelve suavemente hasta que se integre.
  • Incorpora la leche: Agrega la leche poco a poco, removiendo constantemente hasta que la mezcla espese. Asegúrate que no queden grumos.
  • Sazona: Añade sal y pimienta al gusto. Puedes agregar todas las especias que quieras para darle un sabor diferente. Recuerda probar y ajustar todas las veces que sean necesarias.
  • Forma las croquetas: Deja enfriar la mezcla completamente. Luego, forma las croquetas del tamaño que prefieras y pásalas por pan rallado. Yo suelo guardarme las más grandes para mí, pero ese es un secreto que debe quedar entre tú y yo.
  • Freír: Cocina las croquetas en aceite caliente hasta que estén doradas. Procura no perderlas de vista para evitar que se quemen.

Nutrición, pescado y croquetas: El trío perfecto

Así como soy muy curiosa en la cocina, también soy un poco friki de la nutrición. Y ya que estamos, te cuento algunas cosas que te pueden servir para cuando alguien te diga: “No puedes comer croquetas de pescado todos los días”.

Incluir pescado en tu dieta no solo es delicioso, también es increíblemente nutritivo. El pescado es una excelente fuente de proteínas de alta calidad, ácidos grasos omega-3, vitaminas y minerales. Comer pescado regularmente puede mejorar la salud del corazón, contribuye a la salud del cerebro y reducir el riesgo de enfermedades crónicas. Y, ¿qué mejor manera de disfrutar estos beneficios que con una deliciosa croqueta de pescado? Además, son una excelente forma de hacer que los niños coman pescado sin quejarse (pruébalo y luego me agradeces).

Es una fiesta para tu paladar mientras llenas tu cuerpo con nutrientes. Es como ganar en la lotería culinaria: delicioso y saludable. ¿Quién dijo que la comida saludable no puede ser divertida?

Después de esto, seguro les dejas sin palabras y con ganas de croquetas de pescado…

El secreto de la abuela

La próxima vez que alguien te diga que no deberías comer croquetas de pescado todos los días, simplemente ofrécele una de nuestras croquetas o las tuyas, y observa cómo cambia su expresión. Luego le das la bienvenida al Club de las croquetas de pescado.

Y si tus croquetas no salen perfectas a la primera, no te preocupes. Como dijo la abuela de mi mejor amiga: “El secreto está en no rendirse nunca y siempre añadir un poco más de amor (y tal vez un poco menos de líquido)”. Y recuerda, en esta cocina, lo único que importa es divertirse y disfrutar del proceso. Porque al final del día, la mejor croqueta es la que se come con una sonrisa.

¡Nos leemos en la siguiente aventura croquetera!

¡Con ganas de más? ¿Únete a nuestra familia de Crewqueter@s para más cotilleo, descuentos y sorpresas!

Comparte la entrada
WhatsApp
Facebook
Twiter
hot concepts

HOT CONCEPTS 2

¡Estamos listos para los Hot Concepts! Sigue leyendo que te cuento como me he preparado y uno de mis mayores miedos este día.

Leer más »
Scroll al inicio

¿Quieres un 20% de descuento?

Únete a los CREWQUETER@S y recibe en tu email super ventajas exclusivas.